Profesor de ELE en apuros

Reflexiones, miedos, dudas, aciertos y desaciertos de un profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE), interesado por la aplicación de las TIC y las técnicas teatrales a la educación, la literatura, el cine y el concepto de competencia intercultural.

viernes, 19 de junio de 2009

Reflexión sobre la observación de aula

Hoy tengo el día libre así que voy a aprovechar para ponerme al día con algunas de las entradas que tengo pendientes desde hace tiempo. La primera es ésta. Desde hace tiempo la tengo guardada como borrador en mi escritorio personal de Blogger y otras entradas posteriores en el tiempo se han ido publicando con anterioridad.

Volviendo a los orígenes de este blog, quería usar esta entrada para reflexionar sobre las observaciones de aula que realicé, allá por abril, para el proyecto de mi memoria de máster.

Unidad de Cuidados Intensivos para Gafas Gomelas

Duración de la observación: 4 clases de 50 minutos (el tiempo que duró la actividad).
Actividad observada: Actividad de expresión escrita cuyo objetivo consistía en la creación colaborativa de un texto argumentativo, a través del trabajo en grupo en todas las fases de la composición del texto y la corrección entre iguales.
Objetivos de la observación:
  • Contrastar la visión de la actividad ofrecida por la profesora en la entrevista personal con la puesta en práctica (observar si se corresponden los objetivos teóricos con la realización práctica, fundamentalmente).
  • Observar de qué forma lleva adelante la profesora la actividad, qué aspectos de la misma enfatiza, etc.
  • Observar en primera persona la respuesta de los alumnos ante la actividad y su implicación. Contrastar mi visión con la expresada por la profesora en la entrevista.
Reflexión sobre la observación:

La experiencia fue muy buena. Además, como ya había observado varias clases antes de ésta, noté que me resultaba mucho más fácil estar pendiente de la clase e ir tomando mis anotaciones al mismo tiempo para luego tener un informe fiel de lo sucedido en el aula. Mi atención se centraba por completo en la actuación de la profesora, su forma de desarrollar la actividad que me había presentado en la entrevista y en la respuesta de los alumnos, su motivación, su implicación y su trabajo de expresión escrita colaborativa. Grabé el audio de toda la actividad para poder volver a ella en el momento de análisis, aunque la transcripción de las sesiones está siendo realmente dura. A la profesora se la entiende muy bien porque habla de forma clara y con un tono de voz alto, pero transcribir lo que los alumnos dicen es casi imposible. En cualquier caso, tampoco creo que esto vaya a ser un grave problema puesto que en mi trabajo me centro en el análisis de creencias de la profesora.

Uno de los aspectos más interesantes de la observación fue constatar lo que ha venido en denominarse la paradoja del observador. La clase estaba distribuida en forma de U y yo me situé detrás de los alumnos, donde en principio sólo me veía directamente la profesora. Los alumnos de los laterales de la U también me podían ver fácilmente pero no estaba directamente en su campo de visión. Sin embargo, se daba la circunstancia de yo conocía y mantenía una buena relación tanto con la profesora (compañera de departamento) como con la mayoría de los alumnos (algunos de ellos incluso alumnos míos en otra clase). Esta circunstancia hizo, por un lado, muy fácil la observación porque yo no era un elemento extraño que de repente entraba en clase sino que era alguien conocido. No obstante, por otro lado, mi cercanía tanto con respecto a los alumnos como a la profesora logró que, en determinados momentos, yo pasara de ser un elemento que tendría que "estar sin estar" en la clase a alguien a quien los miembros de la clase involucraban en la misma. Me explico: la profesora, a veces, cuando los alumnos trabajaban en grupo o individualmente, se me acercaba para comentarme algo sobre la dinámica de la clase o para que me fijara en cómo trabajaba algún grupo (generalmente para apoyar alguna de sus opiniones vertida en la entrevista). Otras veces ocurría que algún alumno, a quien tenía sentado cerca de mí, se dirigía a mí para preguntarme sobre lo que estaba haciendo en mi proyecto. En un primer momento, esas irrupciones mías en la situación observada me ponían un poco nervioso puesto que me parecía que estaba interfiriendo en lo observado. Sin embargo, al reflexionar sobre ello, he llegado a la conclusión de que mis interferencias no han distorsionado las clases observadas y mucho menos siendo mi área de interés las creencias de la profesora y su puesta en práctica de una actividad de expresión escrita.


ETA NO

Fuente de la foto 1
Fuente de la foto 2

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal